Bananas ordinarias y caprichosas esculturas.

Fruitdoodles” como el artista y diseñador gráfico holandés Stephan Brusche las llama, son esculturas a partir de una fruta común como son las bananas. Este artista holandés alias Steef ha continuado su viaje para transformar estos plátanos en arte increíble.

Esta práctica es una parte escultura, imaginación y arte puro. Brusche, capaz de crear ilimitados diseños sobre su lienzo comestible, su trabajo se basa en creaciones como animales, cultura pop e historias bíblicas.


Desde entonces, Steef ha publicado dos libros y continua impulsando su arte, su alegría y entusiasmo por manipular este arte se ve reflejado en sus esculturas, algunas modificaciones del plátano se complementa con una modificación sencilla, de cualquier modo su onda atrevida demuestra que no hay reglas cuando se trata de imaginar.

Compartir