Chequea el proceso de superación de este indefenso animalito y las personas que apoyaron.

Fue llamado pooh el gatico encontrado por una amable mujer, quien observo que en medio de un accidente se encontraba tirado y lastimado; de inmediato fue llevado a la clínica en Sofía, capital de Bulgaria, en donde fue atendido prioritariamente por el cirujano Vladislav Zlatinov.

Una vez examinado el cirujano, debido a la gravedad de las heridas, informo a la mujer que debían amputársele las patas, pero que contaba con una posible solución y era adecuar al pequeño unas prótesis que le permitieran su desenvolvimiento en el medio.

La mujer, teniendo en cuenta una serie de posibilidades ofrecidas por el profesional, decide permitir la adecuación de estas prótesis, dando una nueva esperanza de vida al gatico. Al poco tiempo se pudo observar que todo fue un éxito, incluso el gato puede caminar, correr y de vez en cuando hacer pequeños saltos.

Compartir