Sucedió en un pozo del Parque Nacional Kruger

Este pequeño elefante entró al pozo y aunque el nivel del agua era muy bajo se vió atrapado entre los muros de tierra, su madre al ver que no podía salir, intentó de varias formas ayudarlo pero en todas falló. De un momento a otro, se acercó otra madre miembro de la manada y entre las dos lograron sacarlo. Esto demuestra que las madres elefante no solo velan por la seguridad de sus crías sino de toda la manada.