Puestas hábilmente una junto a otra, forman objetos o personas con gran semejanza

Cuando estamos en medio de la naturaleza vemos un sin numero de formas y colores que generalmente damos por hecho, solo nos asombramos cuando vemos algo muy llamativo o  totalmente diferente, pero hay personas que hacen una pausa y aprecian con detalle aquellas cosas que vemos a diario que pasan desapercibidas y en ellas encuentran una inspiración para realizar arte como lo que veremos a continuación. 

Stefano Furlani  es un hombre común con la diferencia que tuvo la suerte de haber nacido en Fono, una ciudad Italiana con playas y un hermoso mar. Uno de sus pasatiempos es encontrar piedras que tengan una semejanza con algún objeto o persona real y cuando su hijo David cumplió tres años pasaban mucho tiempo echando a volar su imaginación.

Fue así como Stefano perfeccionó su arte hasta el punto que puede crear estos increíbles cuadros. Puedes ver todas sus creaciones aquí.

Compartir